La fortaleza de la ofensa

Serie: LA FORTALEZA DE LA OFENSA


Resumen y preguntas de discusión

Pasajes principales

Lucas 17:1-5 NVI

“Luego dijo Jesús a sus discípulos: Los tropiezos [ofensas] son inevitables, pero ¡ay de aquel que los ocasiona! 2 Más le valdría ser arrojado al mar con una piedra de molino atada al cuello que servir de tropiezo a uno solo de estos pequeños. 3 Así que, ¡cuídense! »Si tu hermano peca, repréndelo; y, si se arrepiente, perdónalo. 4 Aun si peca contra ti siete veces en un día, y siete veces regresa a decirte “Me arrepiento”, perdónalo».

5 Entonces los apóstoles le dijeron al Señor:

¡Aumenta nuestra fe!”
 

Hebreos 12:15 NVI

“Asegúrense de que nadie deje de alcanzar la gracia de Dios; de que ninguna raíz amarga brote y cause dificultades y corrompa a muchos;”
 

Mateo 6:14-15 NVI

“14 »Porque, si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial. 15 Pero, si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les perdonará a ustedes las suyas.”

 

Puntos principales

En ningún otro pasaje de la Biblia encontramos que los discípulos le pidieran a Jesús que aumentara su fe.

 

Ellos no pidieron que Jesús les aumentara más la fe para ver más milagros, para manifestar el poder de Dios, incluso no fue en el tema de vencer el pecado… (aunque claramente necesitamos fe para cada uno de estos asuntos). Ellos reconocieron que necesitaban aumentar su fe para perdonar las ofensas.

 

Cuando te ofendes el problema está en ti, no en la persona con la que estás ofendido. Normalmente, cuando nos ofendemos tendemos a culpar a los demás. Nos vemos como los “buenos” y a los demás como los “malos”.

Y creemos que la solución es que Dios a cambie a aquellos con los que estamos ofendidos. Pero eso no es lo que Jesús enseña. Jesús quiere que aprendas a vivir como alguien que no se ofende. No alguien duro de corazón [orgullo que ignora a los demás, sino alguien rápido a perdonar.

En palabras de Salomón:

“El buen juicio hace al hombre paciente; su gloria es pasar por alto la ofensa.” (Proverbios 19:11 NVI)

La ofensa es una trampa que mantiene a muchos atados para que el enemigo venga y los devore. Cada vez que hay una oportunidad para ofendernos, es como que nos ponen una trampa que podemos decidir pisarla o evitarla.

¿Por qué nos ofendemos?

  1. Alguien directamente nos ofendió.
     
  2. Estaba predispuesto e interpreté algo como una ofensa (aunque no lo era).
     
  3. Tenía una expectativa de recibir algo y no lo recibí y lo tomé como ofensa.

¿Cómo identificar que estoy ofendido?

  1. Creas discusiones en tu mente con esa persona.
     
  2. Evitas a la persona o tu actitud cambia cuando la persona está en el mismo círculo.
     
  3. Te vuelves crítico con la persona.
     
  4. Te pones como un experto o superior a los demás dictando cómo deberían hacer las cosas.

La expresión “el hermano ofendido es más tenaz que una ciudad fuerte, y las contiendas de los hermanos como cerrojo de alcázar”, es una metáfora que hace referencia a una ciudad fortificada con muros alrededor, cuyo objetivo era proteger de los invasores. Así, las personas cuando experimentan las ofensas y se sienten heridas, construyen muros a su alrededor para “protegerse”, y así evitar ser heridos nuevamente. Es como si construyeran una cárcel de la ofensa para “protegerse”. Las piedras con que se construyen esos muros, en muchos casos, son el malhumor, la indignación, la irascibilidad, la desconfianza, el pesimismo, el retraimiento, la victimización. Lo cierto es que toda esta protección oculta resentimiento e inseguridad, y una baja disposición para perdonar y normalizar la relación.

De modo que la ofensa se alimenta de los propios pensamientos, justificaciones y argumentos del ofendido (resentido), quien tiende a adoptar un estilo de pensamiento rígido, inflexible e impenetrable a los datos que no coincidan con su valoración de la situación.

Jesús enseñó que nuestros pecados no pueden ser perdonados si no perdonamos a los que nos ofenden. Porque la falta de perdón es un reflejo que no hemos depositado verdaderamente nuestra fe en el Evangelio. Pues la fe en el Evangelio no es solo creer que Jesús existió, murió y resucitó. Sino que implica también creer que Él murió a causa de mis ofensas.

El único que tenía derecho a ofenderse era Jesús, pues aunque Él no cometió pecado alguno recibió toda la ofensa de nuestro pecado sobre Él. Sin embargo, cuando estaba en esa cruz en lugar de decir, “Padre ahora suelta toda tu ira sobre ellos”, Él dijo: “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen”.

 

CONÓCEME MEJOR. 

  • ¿Te sueles ofender muy a menudo con personas, situaciones propias o incluso de terceros? Del 1 al 10 ¿Que tan enojado o impulsivo te comportas?
  • Ahora en contraste, del 1 al 10 ¿Que tan rápido perdonas?
     

PROFUNDICEMOS EN EL MENSAJE

  • ¿Cómo esta tu fe en el evangelio? Mateo 6:14-15 nos habla sobre la falta de perdón como un obstáculo para alcanzar la Gracia. ¿Realmente tu fe en Cristo es profunda?
  • Reflexiona sobre comportamientos que hoy en dia están siendo nocivos para tu vida ¿Creas discusiones en tu mente, criticas mucho, estas predispuesto?
     

OREMOS CONFORME AL MENSAJE

  • Gracias Jesús porque tu muerte y resurrección perdono mis ofensas, dame un corazón conforme al tuyo, que pueda perdonar rápidamente y también permíteme ser transformado y renovado por tu Espíritu Santo para soltar comportamientos, actitudes y pensamientos que están dañando mi vida. Aumenta mi fe para poder perdonar a los que me ofenden.
     

RETO DE LA SEMANA

Piensa en una persona con la cual estas enojado y aun no hay perdón entre ambos. Búscala, llámala, contacta a esta persona y perdónala sin pensar en quien tuvo la culpa. Que hoy  sea un buen dia para que tu fe aumente.


Prédicas en esta serie


Últimas series de predicaciones

SENTADOS A LA MESA CON JESÚS
SENTADOS A LA MESA CON JESÚS

Dios te ama en la misma medida que ama a Jesús. Jesús h...

DE MESAS A MULTITUDES
DE MESAS A MULTITUDES

Dios quiere utilizar tu vida tan grandemente para alcanza...

Con Todas tus Fuerzas
Con Todas tus Fuerzas

Jesús nos muestra a través de su ejemplo cómo servir a Di...

El Dios que Recompensa
El Dios que Recompensa

Todo el que quiere acercarse a Dios, debe creer dos cosas...

La verdad desnuda
La verdad desnuda

Iniciamos 2021 con tres mensajes que hablarán sobre relac...

Fragante
Fragante

Siempre que hablamos de Adoración, el Señor se manifestar...

Removiendo los obstáculos
Removiendo los obstáculos

Hay propósito en nuestra vida, pero y entonces, ¿cómo qui...

Honrando la presencia de Dios
Honrando la presencia de Dios

Cuando en un hogar se levanta un hombre que honra la pres...

El poder  de la expectativa
El poder de la expectativa

Con una baja expectativa, Jesús te puede tocar. Pero con ...

Parábola de las monedas de oro
Parábola de las monedas de oro

No importa si lo que Dios te dio es mucho o poco, Dios te...

Despierta
Despierta

Cuando despertamos, empezamos a poner la mirada en aquell...

La parábola de tu vida
La parábola de tu vida

Todos esos momentos donde nos es confuso entender situaci...

Jesús, Jesús
Jesús, Jesús

¿Qué tanto sabemos de Jesús? Necesitamos entrar en una re...

Un fruto de primera
Un fruto de primera

El fruto es el resultado de un largo proceso, de un tiemp...

Peleando proféticamente
Peleando proféticamente

"Confío en Dios que sucederá tal y como ÉL lo dijo", esta...

La Cena del Señor
La Cena del Señor

Cuando leemos a profundidad las escrituras, nos damos cue...

Sal y Luz
Sal y Luz

Como iglesia necesitamos saber que tenemos la responsabil...

Contracultura
Contracultura

¡Hola qué tal Familia! En esta nueva serie, compartiremo...

Discípulos
Discípulos

¡Arrancamos el mes de Junio con nueva serie! En esta ocas...

Oraciones Atrevidas
Oraciones Atrevidas

Hay oraciones específicas que para nosotros pueden ser at...

De vuelta al primer amor
De vuelta al primer amor

Las cartas a las siete iglesias en Apocalipsis son instru...

Suelta tu freno de mano
Suelta tu freno de mano

Dios es nuestro lugar seguro, Dios no es un freno de mano...

Lo que implica seguir a Jesús
Lo que implica seguir a Jesús

Si Dios nos sacude y nos expulsa de toda pasividad e indi...

Preparados para la cosecha
Preparados para la cosecha

Este mensaje comenzó a partir de un sueño que tuve durant...

Una gran oportunidad
Una gran oportunidad

La situación que estamos viviendo ahora nos hace meditar ...

Hijos amados de Dios
Hijos amados de Dios

En este tiempo de distanciamiento social, se acentúa la n...

Invencible
Invencible

¡Arrancamos nuestra nueva serie y estamos con las expecta...

Así peleo mis batallas
Así peleo mis batallas

Dios quiere que miremos por encima de las noticias, que v...

Tiempo con Jesús
Tiempo con Jesús

Pasar tiempo con Jesús se nota en nosotros, pasar tiempo ...

Relaciones Tóxicas
Relaciones Tóxicas

¡Nuestra primera serie llegó!... Durante las próximas sem...

Jesús no te condena
Jesús no te condena

Mensaje impartido por la Pastor Josman Proudinat el domin...

HaSer Discípulos
HaSer Discípulos

Mensaje impartido por la Pastor Josman Proudinat el domin...

Construye tu mente
Construye tu mente

Mensaje impartido por la Pastor Josman Proudinat el domin...

Jesús nació
Jesús nació

En el último mes de 2019, cerramos el año hablando acerca...

Regalos para Jesús
Regalos para Jesús

Mensaje impartido por la Pastora Sindy Proudinat el domin...

Transformados para transformar
Transformados para transformar

Mensaje impartido por el Pastor Josman Proudinat el domin...

Gracia Sobre Gracia
Gracia Sobre Gracia

En esta ocasión la serie esta fundamentada en la carta qu...